lunes, 11 de febrero de 2008

Ab imo pectore

Uno de los nuestros ha caído. La familia se resiente. ¿Pero, no es algo virtual?¿Porqué nos afecta tanto? Había leído por ahí que la media de duración de vida de un blog son dos años, eso sin tener en cuenta las múltiples ocasiones en las que vence a su autor las ganas de zanjar el asunto y dedicarse a otra cosa.
Es extraño este mundo paralelo. Puede que sepamos de personas a través de sus blogs, comentarios en estos u otros foros a diario sin conocerles en persona, y continúan siendo anónimos desconocidos. Muchas son las ocasiones en las que se crean lazos afectivos que de la misma rapidez que se forman se desvanecen. Hay casos, por más que no nos hayamos visto, conocemos más aspectos de unos u otros que de gente con la que convivimos físicamente. Tal vez sea un indicador de que algo falla, algo no funciona cuando te conoce más alguien con quien intercambias opiniones e ideas de forma esporádica que con quien pasas ocho horas codo con codo en el trabajo, por poner un ejemplo (podría ser más terrible y ser la persona con la que vives bajo el mismo techo)… La incomunicación va en aumento precisamente en proporción al incremento de medios de comunicación existentes… resulta curioso.
Agradezcamos pues la oportunidad que se nos brinda de conocer gente que de otra manera difícilmente podríamos haber llegado a tropezar por el camino, unas se afianzarán más que otras, pero no perdamos el norte: saludemos al vecino, dejemos esa charla con Fiona27 para más tarde y sonriamos a la compañera de trabajo, ¿que tal hacer un café ahora y comentar la última que vimos en el cine el finde pasado? Llama a ese amigo del que hace tiempo nada sabes e invítale a cenar, puede que necesite hablar. Y tú, sabes que en el fondo también.

Cambiando de tercio y para contrarrestar el acoso y derribo que se llevó el pobre David el estrellado, hoy cuelgo una canción de unos chicos la mar de majetes que son toda una sensación ya por todas las webs y listas internacionales. Os animo a descubrirles si no os ha llegado ya algo de ellos, son los Vampire Weekend.



¿Y como los descubrí? Bueno voy a dar un poco de asco con mi respuesta pero me los descubrió mi pareja, con quien me comunico por mail, por teléfono, cuando las circunstancias no permiten otra alternativa. Pero también nos comunicamos de esa forma tan arcaica que es el tacto, la mirada, el olor de la piel que desprendemos el uno y el otro, los besos, las caricias… (Seguiría pero me voy a detener aquí) y las palabras. Que se filtran por nuestros oídos hasta estamparse contra nuestro cerebro, acomodándose, hundiéndose en nuestro pensamiento. Las que nos hacen reflexionar y hacen llegar lo que sentimos, lo que tenemos.

Seguiremos ahí aun por sendas distintas.

16 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Ummm, yo a los Vampire llevo escuchándolos un tiempo vía radio on line; y sí, son muy recomendables.

SisterBoy dijo...

Que faena :( era uno de mis preferidos, el abecedario del crimen ya no será lo mismo sin su aliento.

elbé dijo...

Pues sí, qué faena.
Ese chico tuyo es una mina me han encantado.

38 grados dijo...

Llevo un tiempo pensando sobre el mismo tema....hace poco cerró un blog al que era muy asiduo, y lo cierto es que me está haciendo reflexionar. Estoy muy de acuerdo contigo que todos continuamos siendo los anónimos desconocidos por mucho que nos intercambiemos comentarios...incluso también he pensado en dejarlo (por ahora no)porque con esto del blog tengo sentimientos contradictorios....no sé...hoy estoy algo espeso. Espero otro día ser más elocuente.
Un besote

Hôichi dijo...

desgraciadamente la sociedad carece de calor humano

besotes

Sett dijo...

Es muy curioso como nos afecta esto.Muchisimo.

Amelia dijo...

Un día,puse una busqueda en el Google,y apareció un blog,en éste me emcontré contigo,luego descubrí y disfruté con tus "inmundicias y desvarios"...
hasta hoy,que tienes tu lugar en una,y en su vida cotidiana...
porque no hay día que pase sin pasar por tu blog.
UNA FORTA ABRAÇADA!

M.I. dijo...

Yo también acabo de llegar a este blog por pura casualidad, y me gusta mucho lo que estoy leyendo.
Enhorabuena por él.

Pilar M Clares dijo...

ushhh, se me ha ido el coment

bueno

decía que comparto esa idea de la comunicación, que nada estorba a la virtual, una herramienta más, que amplía, no restringe. Me encantan los blogs, las opiniones, las ideas, la información, los sentimientos. Y estoy segura de que quien habla virtualmente también lo hace en su vida táctil, digamos. La comunicación es una necesidad, solo hay que darle oportunidades.
A veces hasta se receta. Curioso (esos cursos)

Te deseo felicidad, besos, amor, sexo, amistad, ternura, comunicación al fin, en un día que lo pone fácil. Y en los restantes. Besazos

SisterBoy dijo...

Cambiando de tema y a propósito de lo que dice Pilar. ¿No les de una rabia homicida cuando se han currado un comment precioso y por un fallo de apretar aquí o allá se les va a freir chuchangas? GRRRR QUE RABIA

Anónimo agradecido dijo...

La amistad es un sentimiento, Pi. No lo olvides. Quizá el verdadero sentimiento. Seguiremos discutiendo sobre ello muchos años.

3'14 dijo...

:)

Juan Cosaco dijo...

qué es "ab imo pectore"? Si es una peli de lynch no la he visto...

Mae dijo...

tienes mucha razón en lo que dices. Es verdad que muchas veces parece que conocemos mejor a personas de por aquí que de nuestro entorno "real".
Pero bueno, yo de momento me siento muy agusto en este mundo de los blogs, y no lo pienso abandonar.
Muchs besos Pi, y persona que te haya tenido abandonada, pero es que hasta a mi misma me abandoné.

vargtimen dijo...

No tenía contacto blogueril directo con Zar, pero siempre es una lastima cuando uno se va. Es verdad que se coge afecto a gente que no conoces personalmente y que a los que pareces conocer de toda la vida.

Ahora mismo te imagino sacando brillo a tu guillotina como si te estuviera viendo, digo.

Arual dijo...

El blog de Zar era muy fresco y espontáneo, una auténtica pena su cierre, ya sabes Pi, de hecho ya habíamos hablado de ello, cuanto me gustaba!