martes, 27 de noviembre de 2007

Mis datos son míos, mi tesorooo


En los últimos meses he notado un incremento considerable en las llamadas telefónicas a mi número particular por parte de empresas de otras telefonías y otros servicios. Evidentemente, el objetivo de todas y cada una de estas llamadas es la venta de algún producto, con lo que la llamada en sí se reduce a publicidad con el fin de captar un cliente. Y estoy harta. Que digo harta, que no tengo los cojones a punto de estallar porque no tengo, pero no caben dentro de mí los ovarios que me oprimen tanto de lo hinchados que están y que han terminado por hacerme estallar hasta tal punto que defeco (por no ponerme escatológica y decir directamente cago) mierda y bilis todo en uno.

Suficiente invasión a mí intimidad sufro por padecer, como el resto de los mortales, la llamada al consumo por parte de los distintos medios de comunicación públicos que no satisfechos se lanzan a conquistar más mercado entrando en nuestros hogares a través del teléfono. No contentos con sus campañas, dejan en evidencia el control al que estamos sometidos, por una parte, dándote información privada de tu propia vida sin conocimiento de haber dado tu permiso o con la desfachatez de sonsacarte, de manera directa, la que desconocen, o cuando no, la dan por sentado. Como la vez que, a causa de hallarse ausente el titular de la cuenta, tal vez yo sería la segunda persona al cargo para tomar decisiones y responder a unas preguntas, pero se echaron atrás cuando el cuestionario requería hombres de un intervalo de edad determinado, por lo que A) Siempre he sido la persona al cargo de tomar las decisiones de mi casas desde que abandoné la casa de mis padres, lo primero ofende y B) Podrían haberse ahorrado la charla, eso o si que tengo la voz grave, ¡leches!

Tras una rápida presentación por parte del teleoperador (o televendedor, no sabría como llamarles) en la cual a penas tienes tiempo de recordar su nombre por no mencionar la empresa por la cual dicen trabajar, empieza el interrogatorio, eso cuando no preguntan directamente y entonces tienes que intervenir y pedir con quien estás hablando tú. A la primera palabra que emiten ya se que se está tratando de este tipo de “conversación”, en mi caso es fácil detectarlo: Empiezan preguntando por el titular de la línea, cuando se que no da este número para nada, entre otras cosas porque no ha vivido nunca aquí. A continuación sugieren la relación/parentesco que guardas con él. Aquí empieza lo divertido: Me convierto en señora de automáticamente, parece ser que poco han avanzado los modales y la educación en cómo dirigirse a un extraño vía teléfono. El clásico esquema familiar formado por mamá-papá-niños-perro-jardín es el único modelo que conciben. Y si no, ya tienen nueva información añadida: A la pregunta: ¿Es usted su esposa? Estás atrapado, pues si respondes no, preguntan directamente de quien se trata, o si obvias te dan el trato de señora de directamente sin opción a rectificación. Si la respuesta es no, la mayoría ya delataría inocentemente más de la cuenta, como por ejemplo: no, soy su pareja, o soy la persona que tiene contratada para las tareas domésticas, o su hermana, o compañera de piso o… y en todas y cada una de estas respuestas ya hay información añadida (modernos-liberales, económicamente solvente y laboralmente bien situado, cohesión familiar, joven que comparte piso, probablemente estudiante… a saber la de cuestionarios que tienen por rellenar para afilar sus perfiles)

Al principio de recibir este alud de intromisiones me mostraba educada y tajante: No, no está. Perdone, no me interesa, gracias. Pero luego han empezado a mostrarse competitivos y persistentes y no te dejan colgar tan fácilmente respetando ciertas normas de educación que no incluyen colgar dejando con la palabra en la boca. Según me pillan me lo tomo con humor y doy respuestas de lo más ocurrentes, disparatadas, comprometidas, cortantes… Porqué se que es una batalla perdida. No van a dejar de acosarme.

En la experiencia de hoy, por el momento sólo he tenido una, pero al cabo del día todavía podría repetirse un par o tres de veces más, me he dedicado a preguntar yo quien les había facilitado mi número, no acaba de formular la pregunta que ya me estaban soltando la lista de obsequios con la que me querían conquistar (y yo, soy de las perversas mentes desconfiadas que cree firmemente que nadie regala nada a cambio de nada). Supongo que debo haberme mostrado un tanto arisca porque por esta vez he conseguido que fueran ellos quienes me colgaran el teléfono.


¿Soy la única persona a la que llaman? ¿Percibís este aumento del telemarketing? ¿Cómo actuáis en caso de encontraros en tal situación?

23 comentarios:

EL CHICO GRIS dijo...

Yo últimamente ya casi ni espero que hablen demasiado:

- No, no está.

- No, no nos interesa.

- Ando muy liao, lo siento, ¡agur!

Lo mejor fue cuando llamaron supuestamente de auna diciendo que si habían sido informados de un error del codificador y bla bla, que sacase la tarjeta y les dijese el número...

- Ehhhh, ¿seguro? Yo juraría que estaba viendo la tele de puñeterisima madre hasta que usted ha llamado. [Fin de la conversación].

Juan Cosaco dijo...

yo creo que voy a practicar mis dotes de ligoteo telefónico con la próxima llamada de este tipo, jeje
ya sabes, empezaré por lo típico: qué llevas puesto y tal...
jajaja

amelia dijo...

¡¡¡QUÉ DE RECUERDOS!!!...

Te acuerdas cuando hablamos de ésto aquel 6 de octubre,en la Calle Casp...

Ojala,pronto pudiera descolgar el teléfono...y concertar una cita,con la chica que escribe este blog...

UNA FORTA ABRAÇADA!

P.D:"Golosinas" Pedro Guerra

"Un día estas cosas son cosas pasadas
llenando la memoria como cajas
tu risa que brinca febrero y tus cartas
y Silvio y ojalá como coartada

todos tenemos algo escondido
y yo como todos tengo lo mío

un día estas cosas son polvo de estrellas
momento como curva en la vereda
un día miramos y acaso reimos
pensando lo que ha sido y lo que fuimos

todos tenemos algo escondido
y yo como todos tengo lo mío

amor y golosinas sueños perversos
y Gerard Depardieu diciendo versos

un día volvemos aquí donde estamos
y todo lo importante lo encontramos
el agua más fresca la flor de las flores
aroma que resuelve los olores

todos tenemos algo escondido
y yo como todos tengo lo mío

amor y golosinas sueños perversos
y Gerard Depardieu diciendo versos"

Zar Polosco dijo...

Sí que cada vez llaman más, además cuando saben que estás en casa, es decir, a mediodía o a las diez de la noche. Ana siempre les responde: perdone, pero es que los señores no se encuentran ahora en casa. Yo siempre les digo todo seguido: perdone, pero no nos interesa, gracias por llamar y disculpe, hasta luego y cuelgo. La primera vez te sabe mal, porque no dejan de ser teleoperadores que cobran una miseria y que hacen su trabajo siguiendo unas consignas. Al final, que les den. Alguna vez he tratado de convencerlos de que se compren diez mil metros cuadrados de terreno y que levanten naves industriales, que yo me ocuparía de la parte de estructura metálica, pero no conseguí nada.

canichu dijo...

pues últimamente se da otro caso lamentable, algunos empresarios y personal de recursos humanos intentan hacerse con más datos sobre sus empleados intentando localizar my spaces, blogs y fotologs de ellos (trabajadores ya de la empresa) o de aspirantes a ser contratados con vistas a ver si los contratan, los renuevan y demás. salió en la prensa hace poco y se ha dado ya alguna denuncia en sindicato no muy bien resuelta, al no saberse muy bien si eso es invasión de la intimidad o no... lo que si es es discriminación porque cuentes determinadas cosas de tu vida o pensamientos que no les guste o convezca o te muestres en fotos que tampoco les guste. Hay varios procesos en curso en espera de ver si se produjeron por ello despidos improcedentes, pero son casos difíciles de probar y de juzgar. En todo caso, según la prensa, las personas que han denunciado el hecho dicen haber borrado sus blogs y haber iniciado otros en total anónimato. Una pena, y es que cuando el ser humano se empeña en hacer el mal, hace el mal aunque sea en cosas como esta. Protección de datos... en la era de los datos y la información parece que quieren que nos autocensuremos... menudo tira y afloja incomprensible.

elbé dijo...

Deben recibir respuestas para escribir unos cuantos libros y no parar... yo si trabajara en eso haría un blog temático (y anónimo por lo que dice canichu).

Yo intento ser amable aunque alguna vez se me ha notado la influencia del gran Gila, aunque con menos talento, claro.

dexter dijo...

¡¡¡ TE HE DICHO CIENES DE VECES QUE TE DESENGANCHES DE LA TELETIENDA¡¡¡

SisterBoy dijo...

Hay que saberse los trukis. Yo siempre digo "disculpe estaba a punto de salir llameme a tal hora" entiendo "tal hora" una en la que nunca voy a estar.

Es como esos tipos del Corte Ingles que te persiguen para que te saques una tarjeta de no se qué. El truco de "es que yo no tengo cuenta corriente" suele funcionar. Otras veces he dado nombre, dirección y telefono falsos.

Pero eso sí, maleducado jamás. :)

Pilar M Clares dijo...

Pues sí, fueron los buzones, fueron los teléfonos, fueron los email, un dia abriremos el microondas y nos saldrá Botin -para pedirnos, no te hagas ilusiones- A mí últimamente me bombardean con el cambio de compañia telefónica. Asquillo.

Maria Del dijo...

Me ha encantado la entrada, me has hecho reir, sobre todo con lo de que tan pronto que dices que no eres el hombre de la casa te conviertes en Sra de, con lo que odio que me lo hagan, la gente venga a llamarme Sra de y yo "Señorita Mo, por favor"
En Francia, a Dios gracias no he recibido ese tipo de llamadas, o tal vez si pero no me he enterado de nada.
En Inglaterra solían ser indues que te llaman para las famosas "double glace windows" (a propósito, un colega, no indú, trabajó en eso y me dijo que había gente que les daba conversación porque sabían que los jefes también contaban el tiempo que pasan al teléfono para saber si son escuchados o no por los clientes), vamos, para cambiar las ventanas, o para cambiar el operador de móvil
Una vez, ya arta de llamadas le seguí la conversación al señor indú que hablaba ingles con mas acento que yo:
-Con nuestra compañía podrá disfrutar de 100minutos de llamadas gratis
-Pero si tengo llamadas gratis ilimitadas a fijos y móviles y ademas 3 horas al extranjero
-también 100 sms gratis.
-Pero si tengo ya 500 incluyendo mms
-Nuestro precio sería muy reducido
-¿Están dispuestos a darme todo lo que ya tengo o mas por 5 libras al mes?
-Lo siento, pero no lo creo
Todo lo que le dije era mentira, pero al menos dejaron de llamarme

g. dijo...

A fuerza de que me torturen me he hecho una experta en expulsar elegantemente a los invasores telefónicos...me siento CASIFELIZ de la habilidad adquirida, ja ja. Todo hasta que a "ellos" se les ocurra un sistema más hábil que el mío. Lo sé: siempre ganan !!!

g. dijo...

A fuerza de que me torturen me he hecho una experta en expulsar elegantemente a los invasores telefónicos...me siento CASIFELIZ de la habilidad adquirida, ja ja. Todo hasta que a "ellos" se les ocurra un sistema más hábil que el mío. Lo sé: siempre ganan !!!

38 grados dijo...

A mi me tienen frito...siempre me pillan o comiendo o cenando...y la verdad, ya se que la señorita o el señorito hacen su trabajo, pero es que últimamente recibo unas dos llamadas diarias....siento decirlo, pero actualmente les envío a paseo, me duele ser maleducado, pero no me queda otro remedio para que me dejen en paz.

Hôichi dijo...

A mi también me fríen, habrá que montar un asociación de afectados por los televendedores jejejee. Y freírles a ellos el cerebro

besotes

Arual dijo...

Yo cuando veo un número en el fijo o en el móvil que desconozco o uno de esos privados o desconocidos paso de contestar. Si me despisto y contesto siempre digo lo que Ana y Zar: "La señora no está en casa" y listo!

dexter dijo...

Joer Aru, ya decía yo que me recordabas mucho a Gracita Morales

pcbcarp dijo...

Yo ya respondo automáticamente: "Estoy trabajando, ahora no puedo atenderle", y cuelgo. Por alguna razón, da resultado. Eso sí, a una de mis amigas más apacibles y tolerantes la hicieron vociferar cual arquetípica verdulera el otro día después de que un tipo llamara por quinta vez un sábado a la hora de la resaca insistiendo en que quería hablar con su "esposo"

Mari dijo...

cuelgo.

EL COMEDIANTE dijo...

Yo lo que alucino es con lo corteses que sois todos, y lo orgullosos que estáis de saber quitároslos de encima con educación y maña, lo cual en mi opinión no sirve para nada. Yo no les dejo ni que me expliquen lo que quieren, directamente les digo que no me interesa, si insisten les digo: "¿es que no me has escuchado cuando te he dicho que no me interesa?" A los de Movistar, que llegaron incluso a despertarme un día a las 9 y media de la mañana, les dije, hace un año, que me tenían hasta los cojones y que si volvía a recibir una llamada suya me iba a cambiar de compañía, desde entonces no he vuelto a saber de ellos. Y os lo está diciendo un tipo que desde hace 3 meses trabaja de teleoperata, que es un asco de curro, aunque eso sí, yo no llamo a la gente sino ellos a mí (servicio técnico), lo cual cambia bastante las cosas, siempre está el típico capullo que ha jodido el ordenador por manazas y la toma con nosotros si no le solucionamos sus problemas en el momento, pero por lo general llaman con miedo casi suplicando: "...es que no me funciona el Internet." Y yo: "¿Desde cuándo le sucede esto?" Ellos: "Ni cinco minutos..." ¡Joder! Les ayudo porque me dan penilla, pero a más de uno, si no fuera porque nos graban las llamadas y nos hacen escuchas, le habría mandado a la calle a tomar el aire o a emborracharse al bar. ¿Es que no pueden esperar ni 20 minutos a ver si les acaba volviendo Internet igual que se ha ido, que es lo que suele ocurrir? ¿O apagando y encendiendo el router? El otro día me llama una señora muy enfadada porque le han cambiado el "look" de su correo de hotmail y ya no sabe dónde pinchar para enviar mails... ¿Y qué coño quiere que haga yo? ¿Le doy un pañuelo para que llore? ¿El teléfono de Bill Gates? Uff... La gente no sabe ni dónde llama y a veces ni por qué. 902 ¿Sabe lo que es eso? Es que le están cobrando por algo que debería ser gratis. Pues nada, a resignarse, que es lo que mejor hacemos...

Vargtimen dijo...

Y lo que no has mencionado es que las encargadas de telemarketing suelen ser argentinas y tener la fascinante habilidad de llamar a la hora de la siesta.

Sett dijo...

Yo me hice la tarjeta del corte ingles un dia porque la chica era muy guapa y simpatica.

Aun no la he usado nunca y no se ni para que sirve ni donde esta.

En fin.


Cuando llaman por telefono tambien me desquicia.Uff que pesadilla,lo que pasa es que es gente que esta currando en algo jodido y al final contesto las encuestas y todo eso.

Raquel dijo...

Comparto plenamente tu indignación. Y claro, uso el "no están los señores" para colgar rapidito y que encima de invadir mi intimidad y molestarme en mi propia casa, no me roben tiempo. Besos.

Mae dijo...

Jo, pues siéntete acompañada porque a mi también me acosan los teleoperadores... Y ahora ya los hay de todos los sitios. Se escuchan acentos varios... pero esa no es la cosa.
Yo ya me enfado y digo que si alguna vez me interesa algo, ya haré por por saber como la puedo conseguir y les amenazo con el rollo de que mi número es privado y de que nadie debe molestarme...
Parece que así han bajado considerablemente las llamadas no deseadas.
y mira que a mi me cuesta ponerme borde, pero cuando lo hago no hay quien me gane. jijiji.
Besos guapa-