lunes, 28 de enero de 2008

Into the wild

Si quiero ver supervivientes pongo telecinco. Si quiero ver callejeros, cuatro. Si lo que quiero es pegarme una buena siesta con paradisíacos paisajes de la naturaleza salvaje con una voz en off, soporífera e innecesaria, que va narrando lo que el espectador observa ante la evidencia de las imágenes (la leona agazapada entre la maleza espera el momento más idóneo para atacar a la presa), entonces, veo un documental de La 2. O puedo volver a cuatro a ver un nuevo y carente de credibilidad capítulo de S.O.S Adolescente y como tras una terapia padres e hijos aprenden los unos de los otros y tratan de ser una feliz familia de anuncio de cereales. O puedo poner la misa matinal del domingo en La 2 para oír sermones del tipo: Perdonar es amar, y al amar Dios nos ilumina. O bien optar por un telefilm de drama doméstico un sábado por la tarde en Antena 3. Esperar a altas horas de la madrugada para ver los vídeoclips de la MTV que pasan por el canal local de turno. O si lo prefiero, y lo mío es ir de post-moderna gafapasta de todo a 100, siempre me quedarán programas como Silenci? Del 33 (lo lamento, no hallo un símil de otro programa en las televisiones estatales, se admiten sugerencias en el apartado de comentarios)
¿Por qué digo todo esto? Pues porque al que le apetezca ver un compendio de todo esto no dude en ir a ver Hacia rutas salvajes.

Si sigues leyendo descubrirás spoilers pero, tampoco pasa nada si los conoces de antemano.

Mis resoplidos en la sala de proyección iban en aumento cada vez que, con cierto bochorno por mi parte, tenía que soportar las cómplices risas de algún espectador enfrascado en la historia de la cual estoy convencida que a la salida anunciarían ilusionados lo bonita y profunda que es y lo mucho que les ha gustado. Francamente, a mí me entraba la risa, por no llorar, de lo patético que me parece aferrarse al recurso fácil de tratar de llevarse al bolsillo al espectador y no esforzarse un poco más en ese intento (fallido en mi opinión) por hacer cine de calidad. Como algunas escenas lacrimógenas, con banda sonora incluida, muy buena, cierto, pero erróneo su uso en determinados momentos, o lo chachi que soy y lo bien que solito me lo paso. Ya que me resulta tan falso y grotesco que antes elijo la artificialidad de cualquier comedia romántica tipo Bajo el sol de la Toscana, si mi pretensión es ir a comprar sueños a granel.
No digo que la película no tuviese posibilidades de haberme cautivado, pero entonces la trama daba un traspié y se hundía torpemente en el fango de lo aborrecible. Múltiples son los ejemplos que podría citar, pero supongo que los más decepcionante ha sido el enfoque desde el que ha tratado la historia, sin querer faltar a la memoria de Chris, alias Alexander Supertramp, no creo que hacer “poesía visual” de las peripecias de un joven con gravísimas consecuencias en plena fase de rebeldía, sea la mejor manera de desarrollar el discurso, si es que lo hay. Vamos, a mí lo primero que se me ha pasado por la cabeza al terminar la peli ha sido: Pero que gilipollas el niñato, después de sobrevivir a un durísimo invierno en condiciones climatológicas totalmente adversas va y la palma a la llegada de la primavera por ingerir unas bayas venenosas. Bueno, por lo menos le costó dos años aprender la lección, dos menos que lo que dedicó en sacarse una carrera. Hasta ese momento estaba hasta mosqueada, que en tanto tiempo pocas eran las situaciones ingratas en las que se había encontrado: Que si una paliza por viajar de polizón en un tren de mercancías, que si la mayor tragedia de su vida había sido matar al alce (de hecho, para ser exactos, el no tener ni puta idea de cómo conservarlo para evitar que se pudriera antes de poder comérselo y ser un maldito inútil era la auténtica tragedia) y en contraposición a estas minucias y motivo de mi cabreo, la absoluta libertad de desprenderse de toda posesión y obligación que desprenden las bucólicas imágenes que nos brindan, con esa idea tan anhelada por muchos de vivir ahora como quiero y donde quiero, esas magníficas puestas de sol, ese dominio del rafting (atención al ¡El casco imbécil! Que le recriminan mientras baja el río en cayac, otro motivo más para echarse los dedos a la boca y vomitar), el conocerse a sí mismo alejándose de todo (¿hace falta irse tan lejos?), la bondad de los extraños que se encuentra por el camino y que de una y otra manera todos quieren formar parte de su familia porque es un chico de lo más majete a pesar de estar cubierto de rabia por creer que el mundo es un lugar inhóspito en el que reina la maldad y la hipocresía de la sociedad sin tener consideración del dolor que causa a quienes le quieren (sí, sí, le estoy juzgando, ¿pasa algo? O sí, que al final aprende, alcanza la sabiduría… puag) El mozo es de lo más inteligente, lee a Tolstoi, pero luego es capaz de reaccionar por una frase de un discurso político, si es que hay que tener cuidado con quienes escriben estos discursos ¿Porqué esperar si se puede hacer ahora?
Sinceramente, después de dos horas y media (interminables) de película, no acaba de quedarme claro qué quiere explicar. ¿Es simplemente mostrar el viaje iniciático de un jóven a la búsqueda de si mismo? (esto queda muy bien como sinópsis de la peli, lo he oído/leído ya en varias partes), ¿Es el pretexto para desarrollar un discurso filosófico de manual de bolsillo de cómo alcanzar la felicidad en cinco pasos? Personalmente no necesito subir a un peñasco con riesgo de romperme la crisma para apreciar la belleza del mundo y de la vida y saborear mi “libertad”. ¿Si tu hijo no quiere llevar calcetines, sácatelos tú también antes de que sea demasiado tarde?...
Trataré de dar fin a este inagotable cúmulo de increpancias, pero es que ha sido una película de lo más inspiradora para masacrar a gusto y dar rienda suelta a mi corrosiva intransigencia, que creo de obligada exposición para compensar las prodigiosas alabanzas que por otro lado ha recibido y me temo que seguirá recibiendo lo que ya he titulado: Sin trauma no hay paraíso.

Para ser justos con Christopher McCandless opto por colgar este youtube antes que el trailer o cualquier fragmento de la película.

23 comentarios:

Sisterboy dijo...

Dado que tengo intención de ver la pelicula no voy a seguir leyendo asi que aplazo el comentario hasta entonces

Juan Cosaco dijo...

SPOILER
Into the Wild es una película que dice muchas cosas, pero sobre todo transmite sentimientos. El problema es que hay sentimientos que nunca se han vivido de forma intensa y se hacen muy extraños.
Yo he soñado mil veces con alejarme de esta sociedad material y superficial; coger la mochila y largarme (si, dejando a familia, a amigos, a posibles amores).
La rabia que a veces se siente, en el caso de no tener un centro de gravedad tan importante como tienen algunas personas, te lleva a ese deseo de encontrarte lejos de todo.
Pero no hay manual, no hay final feliz para encontrar ninguna felicidad, amiga, la historia tiene el final trágico que se podía esperar... dolor por las personas que querían al chico, familia, amistades, amores...
En la vida, uno aprende de sus derrotas y Chris aprendió tarde, pero lo hizo; se equivocó a su manera, no de la forma en que la sociedad quiso. ¿Qué es más absurdo, camarada? morir envenenado por unos frutos o entre los hierros de un coche?
¿de verdad piensas que lo que sentía era un poco de rebeldía nada más?
¿de verdad crees que lo que transmite la peli es que es "chachi" estar solo?
Esta es una historia de fracasos individuales y sociales, de alguien que busca respuestas y busca la felicidad lejos de la ciudad, lejos de lo que representa el sueño americano.
Es una especie de "Historia Verdadera" de David Lynch, absurda, si, como puede ser de irracional el montarse en un cortacesped para recorrer cientos de kilómetros.
A mi, me ha hecho vivir lo que podría haberme pasado; me ha metido en el papel y me ha hecho sentir antes de vivir lo que tantas veces he querido hacer.
De lo mejor que he visto, tiene pinta de llegar al top5 del 2008.
Salud!

pd: tú lo que pasa es que necesitas algo más truculento, tia dura! jajaja

Juan Cosaco dijo...

oye, qué es eso del cementerio de hadas? en cuanto lo entienda te prometo discutir un poco mas. jaja

3'14 dijo...

Sisterboy, vale, pero con la introducción que hago hasta donde anuncio los spoilers no digas luego que no te lo advertí :P

Cosaco, RESPUESTA, POR TANTO CONTIENE SPOILERS: precisamente, lo que digo es que, la historia tratada de otra manera podría haberme cautivado, de ahí que en homenaje al auténtico Chris cuelgue ese vídeo que encontré y no el trailer de lo que para mí podría haber sido una maravillosa película.
Y morir por una torpeza, sea la que sea, me parece igual de absurdo.
La película podría dejar más claro que no resulta tan sencillo vivir en plena naturaleza, que no es necesario abandonarlo todo para encontrarse a uno mismo, dime tú, ¿Acaso por más ocasiones que se te haya pasado por la mente huir lo has llegado a hacer? ¿Tu decisión final es fruto de la falta de coraje para hacerlo o bien el resultado de una reflexión sopensando pros y contras? Y a mí me perdonarás, pero alejada de todo sentimiento materialista, si de algo no peco es de avaricia, para mí el dinero es lo suficientemente valuoso para no irlo quemando, quizás lo que le faltaba a Chris era haber pasado alguna miseria más que el hecho de que sus padres quisieran regalarle un coche nuevo. No digo que no tuviera razón, pero hay maneras y maneras de decir las cosas y sobretodo saber valorar las cosas más allá del estricto valor económico. Por descontado que la inmadurez y la rebeldía le motivaron a realizar su aventura, pero tampoco toda persona con inquietudes por vivir nuevas y trepidantes experiencias está incentivada por un trauma, ¡faltaría más! y el chico seguramente ya tenía predisposición de viajero, pero con los flashbacks y la chirriante voz en off de la hermana resaltan excesivamente lo mucho que le había afectado los diversos problemas familiares (claro que prefiero que se pierda por las montañas a que agarre un rifle y haga una matanza en el instituto o un centro comercial).

A mí me ha decepcionado sobretodo el trabajo de Sean Penn que aun filmando unos paisajes maravillosos y escogiendo una banda sonora excepcional el resultado deja bastante que desear. Ah! y no he dicho nada de la interpretación, el elenco de actores/actrices merecen mi reconocimiento, pero una buena película no se puede sustentar sólo en eso.

Y no me la compares con "Una historia verdadera" porque entonces no te cuento lo del cementerio de hadas. ¡¡¡Habrase visto semejante aberración!!! :)

Quizás es que yo sea una de esas personas que tiene el centro de gravedad tan importante pero, si una cosa he aprendido es que también requiero del punto de vista de los de mi entorno para encontrar mi propio norte sin irme a ninguna parte.
Repito, no critico la vida de McCladness ni sus decisiones (aunque me tome la licencia de dar mi opinión, o concretamente, y pocas veces lo hago: juzgue), si no el como me transmite la historia desde la mirada de Penn.

¿Algo más truculento? No, no, lo que pasa es que si pienso que el mundo es tan perverso e hipócrita, con la manifiesta inteligencia que demuestra tener y recursos trataría de arreglarlo en la medida que me fuera posible y no dejaría bien claro lo que me diferencia de un indigente a vivir así porqué es lo que he escogido. Qué fácil para quien cree poder dar media vuelta en cualquier momento de la travesía. Es cuando se ve ralmente atrapado cuando siente miedo. Pues así es como deben sentirse todas esas personas que tan poéticamente filma en contraste entre pobreza y bienestar cuando regresa de Mejico y está en una ciudad. El momento en que se queda mirando a un joven yuppie y su cara se transforma en la suya propia, ¿Que te inspira? Claro, él piensa que podría tratarse de él mismo, y aborrece esa comodidad de la que siempre ha dispuesto, como nunca le ha faltado... ¿Porqué no piensa en ese momento lo que él podría hacer por los demás? Por sus estudios y lo que lee se desprende que era una persona socialmente comprometida, pero tal vez, el desengaño le llevó a creer lo podrida que está la sociedad etc... etc... No era alguien que escogiera por agrado aislarse, eso sería lícito, por el hecho de estar amargado, no.

Zar Polosco dijo...

¿Y lo que te entretuviste pensando cómo lo ibas a contar todo en el blog? ¿Eso no cuenta?

Juan Cosaco dijo...

No acabo de entenderte bien; creo que estás argumentando sobre si compartes o no la actitud de la persona; creo que Penn lo ha contado fielmente (otra cosa es que te guste más o menos los violines, la cámara lenta, los paisajes o las voces en off), pero tus argumentos no van por ahí, creo, sino que "atacan" la actitud del chico (la misma en la vida real y en la peli).
Tú habrías actuado de forma distinta, y a mi me parece, que el propio Chris también si ahora volviera a vivir... o no. Creo que Penn no ha hecho una apología del escapismo social, más bien yo veo todo lo contrario.
¿Recuerdas American History X? lo ves como alguna especie de manual para ser honrado? crees que el director lo cuenta como si el viera bien el meterte en una panda de neonazis? yo veo paralelismos en la historia: Pi, piensa esto: no da un mensaje de moralina barata haciendo incapié en los errores, sino que lo plantea como su "forma" de vivir, de elegir su camino. Al revés: en la gente a la que quiere siembra el dolor: padres, hermana, abuelo adoptado, amigos hippies... él no lo percibe, él es egoista y se deja llevar por su necesidad de expandirse y de huir; busca la felicidad y, yo creo que casi casi la encuentra, pero... ¿qué escribe en su diario al final, cerca de la tragedia? qué piensa en los últimos instantes y qué le gustaría que los demás llegaran a saber?
No, decididamente hemos visto cosas distintas; no es una defensa de la vida en el monte al igual que american no es una defensa del nazismo.
Claro que si no sales de la primera impresión que aportan los primeros minutos de la peli, puedes mantener el rechazo hasta el final, como creo que te ha pasado.

Está claro también, que no te van las pelis "blandengues", jaja. Saca las gafas de sol, la chupa de cuero y la harley y nos vemos para pegarnos de jostias en una casa abandonada cual Brad Pi y Edward Cosacon! jaja

Hôichi dijo...

no se si la veré, lo que si me encanta es la banda sonora, que me la bajé porque es de eddie vedder y me parece muy buena, en cuanto a lo de silenci, es verdad no hay otro programa igual, me gusta mucho, pero no lo puedo ver más porque los fachas del pp valenciano, nos han cortado las emisiones de tv3 en el pais valenià, i le llamo así porque me gusta más. Aunque a ellos no les guste, está es la libertad y democracia que quieren los políticos que me tengo que tragar

besotes

dexter dijo...

Bueno, pos yo sólo voy a decir que la pienso ver y que no pienso perder ninguna apuesta. He oído por ahí que ya la han comparado con DIARIOS DE MOTOCICLETA, un título que a pesar de tener solo 4 años ya está entre las películas de mi vida, y que ya forma parte de mi ser y de mi esencia.

Juan Cosaco dijo...

Tengo la sensación de que lo que tú llamas "falsa naturalidad" es simplemente la visión de la realidad que tiene otro. En esta cinta, como en Once, yo no veo nada artificial ni forzado. Son ideas y sentimientos que tal vez no compartas, pero son reales (te lo puedo jurar!)

Pilar M Clares dijo...

Brindo por esa intrnasigencia y contra la papanatería.
Ayer vi Lady Chaterley, del año pasado, y pensé todo lo contrario que tú ene ste post. Me dije, y qué gusto da ir la cine a ver una peli aunque sea tan poco desveladora. Me gustó que no lo fuera, me agradó ver algo que me enganchaba, como lo hizo la novela cuando adolescente y virgen aún, uyy cómo me gustaron esas páginas entonces. Bueno, pues la peli en su discurrir sin sobresaltos, me paració perfecta.

Y eso, ¿a acuento de qué lo cuento, por cierto?

Besos y susurros

3'14 dijo...

Cosaco, ¿Realmente crees que podría llegar a pensar que American x story es apología del nazismo????

No es cierto que las primeras impresiones me condicionaran para el resto de la película, en ocasiones hasta estaba casi al punto de cautivarme, pero, como ya comento en el post, va Penn con su lirismo y la caga una y otra vez...

Hoichi, en los últimos días no dejo de escuchar el álbum:

long nights allow
me too feel i'm falling
i am falling...


En cuanto a lo de Silenci? pues... vendría a ser una de las cosas que más me mosquea también de la peli, esas formas... ains... cierta estética me produce urticaria. ¡No puedo con tanta propaganda de las tendencias guais!

dexter, cuando vea diarios hablamos. Y seguramente será así, porqúe me temo que no lo harás hasta que no la haya visto ;)

Cosaco (again), ¡Venga patxi vamos, no me jodas! Ahora me vas a decir que en tu vida suena música...
-----------------------
SPOILER DE ONCE:

Cuando han acabado de grabar el disco y se van a escucharlo en el coche a ver que tal suena y luego van a la playa, con la musiquita de fondo en plan videoclipero indie-guai-porqueyolovalgo es de lo más natural... sí, sí...
----------------------------
FINAL DEL SPOILER
----------------------------


De todos modos, el cine es artificial, aun en la forma más pura que se intente captar la realidad, no deja de ser un reflejo, una imitación, una imagen, un...un montón de cosas que gente más capacitada que yo sabría explicar infinitamente mejor (vamos Mecha mojada, no te cortes y explícalo tú).. otra cosa es si es más fiel a la realidad, o lo que para mí supone: algo más creíble.

Con esto no digo que si voy a ver una película de ciencia ficción o de fantasía etc... esté dando el coñazo toda la peli quejándome de que no es creible. Cuando voy a ver James Bond, por poner un ejemplo, ya voy sabiendo que va a hacer lo imposible, de hecho, espero eso, y disfruto con ello. También se dan "concesiones" en el guión para que pueda haber historia, pero hay que saber hacerlo...
En la peli que nos ocupa, Penn lo tenía relativamente fácil, la historia ya la tenía, es en la adaptación de la novela donde hace la chapuza (no se, tal vez debería leerla, porque bajo mi desconocimiento, creo que, es más un guión inspirado que basado...)

Una cosa es cierta, ¡¡¡lo que han dado los 6€!!! (y además me invitó una amiga)

Pilar, Yo hubiera disfrutado más si me hubieran contado la historia del muchacho sin tanto adorno. A veces en la sencillez reside la magia, el encanto, lo sublime.

Y me lo cuentas porque te apetecía, y a mí que me encanta. Besos guapa!

Juan Cosaco dijo...

decidido, pi, confundes sencillez con hiperrealismo.
Si, son malos tiempos para la lírica pero el cine no es un puñetero documental, ni un reportaje; el cine es magia, que a veces se comparte y otras no. Los cantautores son sencillos, los djs artificiales.
Y si, muchos de los momentos importantes de mi vida fueron con banda sonora, ya sea la del coche, un bar, un concierto o la que resuena en mi mente de vez en cuando.

g. dijo...

aich, no leo más que sino...(pensaba ir a ver mañana la peli...) me voy reptant...ainsss

bsos, pi.

3'14 dijo...

sencillez:
1. f. Ausencia de adornos y composturas:
la sencillez de un edificio.

2. Facilidad,ausencia de dificultad o complicación:
la sencillez de un problema,de una pregunta.

(Wordreference)

Obviamente me refería a la primera definición. Porque por cierto, una escena hiperrealista puede ser mucho más complicada de hacer, no sería este un caso de sencillez.

La imagen de una chica sin maquillar puede aparentar un aspecto sencillo, no por ello es menos hiperrealista otra chica a su lado por ir emperifollada y bañada en lápiz de ojos y carmín.
¿Sigo con los ejemplos? ¿He dejado constancia de saber la diferencia entre sencillez e hiperrealismo? Mañana la diferencia entre arriba y abajo. :))

g., ve a verla, siempre digo que uno debe juzgar por sí mismo. Mañana me cuentas ;)

Juan Cosaco dijo...

jaja, espero q con la polémica la gente vaya a ver la peli, jejeje.

Oye, pi, dime una cosa, a ti American History X te parece una peli artificial o sencilla?

Ponme ejemplos de pelis que no te resulten "falsamente naturales" o "artificiosamente sencillas"

Anónimo dijo...

Un arce no es lo mismo que un alce

3'14 dijo...

Gracias por la sutil corrección anónimo.

Abismo Ínfimo dijo...

Menudo ladrillazo de película tiene que ser, casi tanto como lo que acostumbran a echarnos por la tele, tal y como lo describes y cuyo designio consiste en apegarse a cualquier otro hoby más sugerente. Me gusta mucho tu blog.

Juan Cosaco dijo...

ommmmmmm
ommmmmmm
ommmmmmm

;P

g. dijo...

Pi...no pude al final. Tngo una traducción que no me suelta...estoy encerrada trabajando como una descosida hace días y días y días :SSS !!!!!

vargtimen dijo...

Pues a mí me gustó. Tiene ritmo, transmite bien la sensación de aventura y libertad, buenos paisajes, gusto por los detalles... el pobre Chris tenía demasiadas tonterías en la cabeza (como mucha gente de esa edad) y al final acabaron pasándole factura. Salvo por ese pequeño detalle, el de morirse envenenado y congelado en el quinto cipote, su viaje fue toda una aventura que ya quisiéramos muchos, atrapados en la misma rutina de lunes a viernes.

Eso sí, donde se ponga el Grizzly Man de Herzog que se quité este Alexander Supertramp.

Y para películas postizas, poco creíbles y estupideces indies vete a ver "Juno".

Juan Cosaco dijo...

pero qué dices, tio! no se trata de buscar aventuras! jajjaja
Dile algo, pi, dile algo!

3'14 dijo...

g., ya la verás... lo primero es lo primero, pero no pierdas el hilo ni la aguja! ;)

Vargtimen, Juno??? Ni de coña iría a verla, como mucho si cayera en mis manos y creo que incluso así, antes me apetece ver muchas otras que tengo pendientes.

Cosaco, Si es que ya lo he dicho todo, no creo que me quede ni una gota de jugo de baya que exprimir a esta película :))